A todos nos entran enseguida las dudas sobre cuando es el mejor momento para comenzar a utilizar abonos para mejorar el crecimiento o floración de nuestras plantas de Marihuana. Qué tipos de abono son los más efectivos, los más naturales, etc.

Sin embargo, lo que muchos no saben, es que abonar antes de tiempo o en cantidades poco adecuadas, puede producir un efecto muy nocivo en nuestras plantas de Maria. Haciendo que incluso dejen de crecer o mueran.

Así que veamos cómo y cuando se deben abonar las plantas de Marihuana para obtener los mejores resultados. Plantas grandes, sanas y muy productivas.

¿Qué es el abono? Mineral vs Orgánico

El abono es un conjunto de nutrientes concentrados que se utiliza para aportar a las plantas todo lo que necesitan para que tengan un buen crecimiento o una buena floración. Existen dos tipos generales de abonos, los orgánicos y los minerales.

La elección al a hora de abonar las plantas de Marihuana es siempre personal, hay cultivadores que prefieren los abonos naturales mientras que otros utilizan los minerales, por ser generalmente más efectivos (que no más saludables).

Los nutrientes que aportan los abonos pueden clasificarse en:

  • Macronutrientes primarios: Carbono, Oxigeno, Hidrogeno, Nitrógeno, Fosforo, Potasio
  • Macronutrientes secundarios: Calcio, Magnesio, Azufre
  • Micronutrientes: Hierro, Cobre, Manganeso, Zinc, Molibdeno, Boro, cloro, Silicio y Sodio

Abonos Orgánicos

Los abonos orgánicos son aquellos elaborados con desechos de productos animales, vegetales o mixtos. Podríamos decir que son los abonos más naturales.

Abonos Minerales

Los abonos minerales son los que se han elaborado en industrias a partir de minerales o de yacimientos minerales naturales. Generalmente han pasado por procesos industriales por lo que no son tan naturales cómo los orgánicos.

¿Cuando comenzar a abonar? Fase de crecimiento

Es un error muy común pensar que cuando antes se comience a abonar o más cantidad se utilice, más rápido y mejor crecerán las plantas. Cuando en realidad, nos cargaremos las plantas.

Partiendo de que estamos cultivando en tierra (también se puede cultivar e, fibra de coco, agua, lana de roca… y cada cuál tiene su propio ciclo de abonos), así que partiendo de que cultivamos en tierra, nunca debemos comenzar a abonar antes del mes de vida de la planta.

Cuando la planta ya tenga cierto tamaño y altura, generalmente a partir de las cuatro o seis semanas de vida, podemos comenzar a usar un abono específico de crecimiento. La cantidad a usar, vendrá generalmente reflejada en el propio envase, ya que cada abono tiene una concentración diferente.

Bastará con regar con abono una sola vez cada dos o tres semanas, siendo el resto de los riegos solo con agua. El exceso de abono puede quemar las raíces de nuestras plantas.

Algunas personas, hacen también un abonado con el abono de crecimiento, justo antes de que la planta comience a florecer (o cambiar el ciclo lumínico si cultivamos en interior).

Abono durante el ciclo de floración

Durante el ciclo de crecimiento el abono tendrá una concentración elevada de Nitrógeno, pero para el ciclo de floración utilizaremos otro tipo de abonos, específicos para floración, que contienen una cantidad mayor de fósforo y potasio, con un poco menos de nitrógeno.

Durante el ciclo de floración tampoco debemos abusar del abono, con seguir las indicaciones del fabricante será suficiente. Siendo lo recomendable, regar con abono una vez cada dos semanas, cada tres si se trata de una variedad de larga floración (sativa).

Es totalmente normal que durante el ciclo de floración nuestra planta de Marihuana comience a mostrar hojas amarillas. No importa si usamos abono o no, muchas plantas amarillean sus hojas sin que esto signifique que lo estamos haciendo mal.

PK para el engorde de los cogollos

Existen abonos específicos también, para el engorde de los cogollos. Estos abonos están constituidos principalmente por altas concentraciones de fósforo y potasio casi en exclusiva.

Debemos comenzar a usarlos cuando la flor ya esté formada, justo antes de que comiencen a engordar. Así la planta tendrá todos los nutrientes que necesita para un engorde correcto de los cogollos.

No abuses tampoco de este tipo de abono o te cargarás la planta, todo en su justa medida siempre. Un exceso, provocará que tu cultivo se fastidie, posiblemente sin remedio.

¿Cuando dejar de abonar?

Generalmente se deja de abonar unos quince días antes de la cosecha, haciendo un lavado de raíces para eliminar todos los restos de nutrientes y que así la planta comience a consumir sus propios recursos.

Con ello se intenta evitar que la planta “rasque” al fumar, por el exceso de nutrientes (abono). Si se cultiva en exterior (en suelo) es recomendable dejar de abonar al menos un mes antes de la cosecha.

¿Qué pasa si abono en exceso?

Un exceso de nutrientes puede provocar graves daños a nuestras plantas de Marihuana, haciendo incluso que mueran en la muchos de los casos. El exceso de abono mermará el crecimiento o la floración, por lo que insisto, no es nada recomendable.

En ocasiones un lavado de raíces puede ayudar a solventar el problema del abonado excesivo, aunque no siempre.

Bloqueo y carencias

Un exceso de nutrientes, sea cuál sea, hará que las delicadas raíces de nuestra planta de Maria se saturen y no pueda absorber correctamente el resto de nutrientes que necesita. De forma que comenzará a mostrar muchas carencias.

Se bloqueará su crecimiento / floración, haciendo que no rinda correctamente. Por lo que en resumen, fastidiaremos todo el trabajo que hemos realizado hasta el momento.

¿Te hemos ayudado con la información?
(Votos: 0 Promedio: 0)