Podemos cultivar Cannabis con niveles de humedad muy bajos, medios o altos. Las plantas crecerán igualmente aunque con mayor o menos dificultad. Sin embargo, si optimizamos la humedad relativa en nuestro armario de cultivo, las plantas crecerán mucho más rápido y sanas.

Dependiendo de la fase del cultivo en la que nos encontremos, debemos intentar mantener una humedad media específica. Más alta en el ciclo de crecimiento y más baja durante la floración. Veamos cuales son los niveles óptimos.

Humedad relativa para la germinación

Tanto si ponemos nuestra semilla dentro de un tupper sobre papel humedecido para que germine ahí y después trasplantarla al a maceta. Cómo si sembramos la semilla directamente en el sustrato, el nivel de humedad recomendado para la germinación es del 90% – 100%.

Si germinamos en un tupper la humedad se mantendrá por si sola, si germinamos en una maceta, además de regar el sustrato antes de plantar la semilla, podemos poner un poco de film transparente sobre ella durante los primeros días. De esta forma se conservará la humedad alta en su interior.

Cuando veamos que la semilla ha germinado, podemos retirar el film transparente para que la humedad relativa baje.

Humedad óptima para la etapa de crecimiento

No debemos obsesionarnos con llegar a mantener constantemente el nivel perfecto, pues muchas veces es imposible (además, la humedad tiende a elevarse durante las horas de oscuridad).

Pero si logramos mantener una humedad relativa en torno al 70% – 80% , nuestras plantas crecerán mucho más rápido que con niveles de humedad más bajos. Esto es debido, a que las plantas se hidratan también a través de las hojas.

Además, con niveles de humedad bajos la planta dedicaría mucha energía a hidratarse a través de las raíces, restando energía al crecimiento. Algo que no ocurre, con niveles de humedad más elevados.

Nivel de humedad para el ciclo de floración

Debemos distinguir el ciclo de floración en dos fases, las primeras semanas, que es cuando la planta pega un gran estirón (crece). Y la semanas restantes, que es cuando la planta forma los cogollos, los engorda y los madura.

Durante las primeras semanas de floración, podemos mantener el nivel de humedad elevado. Al igual que durante el ciclo de crecimiento. Un 70% de humedad es un nivel perfecto para estas semanas de estirón. Si la variedad que estamos cultivando es índica, esto durará alrededor de dos semanas. Si es sativa, unas tres o cuatro semanas.

El resto de semanas, que es cuando la planta ya comienza a formar cogollos, debemos reducir y bastante el nivel de humedad relativa del indoor. Si el nivel de humedad es elevado, se crearán hongos en los cogollos que terminarán echando a perder el cultivo entero.

El nivel de humedad perfecto para el ciclo de floración en plantas de Marihuana, es del 40% al 50%. Siempre acompañado de un buen sistema de circulación de aire (intractor y extractor). Recuerda que durante las horas de oscuridad la humedad puede aumentar mucho, algo que podemos controlar aumentando el nivel de circulación de aire durante esas horas.

¿Cómo subir o bajar el nivel de humedad?

Subir el nivel de humedad es algo relativamente sencillo, podemos poner recipientes con agua junto a las macetas, para que la evaporación aumente la humedad relativa. Podemos usar un humidificador (te lo recomiendo automático, para que se pare cuando llegue al 70%). O podemos recudir el flujo de aire (intractor y extractor), ayudando así a mantener un nivel de humedad más elevado.

Bajar el nivel de humedad cuando está demasiado elevado es un poco más complejo, ya que necesitaremos aumentar la circulación de aire en nuestro indoor. Algo que podemos hacer regulando la potencia del intractor y extractor de aire.

En los casos más extremos, podemos usar un deshumidificador para reducir la humedad del aire del ambiente.