La mayoría de cultivadores somos muy propensos a utilizar abonos para nuestras plantas de Cannabis, con la idea, acertada o no, de que así crecerán más rápido, sanas y fuertes. Indiferentemente de si son abonos orgánicos o minerales, parece que lo importante es sencillamente abonar.

Sin embargo, el uso excesivo, temprano o inadecuado de abonos, puede causar efectos totalmente opuestos en nuestras plantas de hierba. Haciendo que crezcan más lentas e incluso con poca salud. De ahí la importancia de saber abonar correctamente.

Cuando abonar durante el ciclo de crecimiento

Como sabrás, se puede cultivar Marihuana en tierra, en fibra de coco, en lana de roca…. Así que en inicio, vamos a centrarnos en el cultivo en tierra, dejando algo de info también para otros sustratos.

Primeras semanas de vida 0-3

Una vez que hemos germinado nuestra semilla y está creciendo, no es necesario abonar. La semilla aun es muy pequeña y además la tierra de la maceta tiene TODOS los nutrientes que nuestra plantita pueda necesitar.

Abonar en este ciclo tan temprano solo supondrá saturar el sustrato de nutrientes y posiblemente dañar las delicadas raíces de nuestra pequeña planta.

Planta adulta en crecimiento 4-8

A partir de la cuarta semana de vida, si la maceta que estamos usando es de gran capacidad (11 litros o más), tampoco es necesario abonar. Si tenemos una maceta pequeña pero vamos a trasplantar a una maceta más grande, tampoco hace falta abonar.

Solamente si nuestra maceta es pequeña o si apreciamos algún tipo de carencia en las hojas de nuestra planta, usaremos un poco de abono específico para la fase de crecimiento (con abonar una sola vez es suficiente, no abones en todos los riegos).

Como puedes ver, no es necesario utilizar abono durante esta etapa si utilizamos macetas grandes. Esto es debido a que la tierra ya tiene todos los nutrientes que nuestra planta necesita (utiliza siempre sustratos de calidad).

Cuando abonar durante el ciclo de floración

Las cepas Índicas tienen un ciclo de floración más corto que el de las cepas Sativas, y totalmente diferente al de los híbridos. Por eso es importante aplicar los abonos basándonos en el desarrollo de la planta y no en semanas.

Inicio de la floración

Al comenzar el ciclo de floración las plantas comienzan a crecer mucho, algunas doblan su tamaño y otras lo triplican o incluso crecen un poco más (dependiendo del tipo de cepa de Cannabis que estemos cultivando).

Al inicio de la floración es recomendable abonar una o dos veces con un abono específico para crecimiento. Si, para crecimiento. Durante esta etapa, la planta solo crece (no florece), por eso es mejor el abono de crecimiento que el de floración.

Aparición de las primeras flores

Una vez veamos que la planta comienza a formar sus primeras flores, que más adelante se convertirán en bonitos cogollos, podemos comenzar a utilizar un poco de abono de floración durante los riegos.

El abono de floración tiene menos nitrógeno que el de crecimiento y más fósforo y potasio, necesario para el desarrollo de las flores. No hace falta utilizar mucha cantidad, solo un poco será más que suficiente.

Formación de cogollos

Una vez que las flores han crecido y se han formado bonitos cogollos, podemos comenzar a utilizar un potenciador de cogollos (PK) o un abono de floración de calidad, esta vez en su dosis indicada por el fabricante.

Si optamos por usar un Booster (PK) para limitarnos al engorde de cogollos, recuerda no abusar de el. No por utilizar mayor cantidad, saldrán cogollos más grandes.

Si optas por continuar simplemente con el abono de floración, utiliza la dosis recomendada por el fabricante (cada abono se aplica en dosis diferentes).

Maduración de los cogollos

Cuando los cogollos se han desarrollado por completo y la planta está ya simplemente madurando, debemos dejar de usar abonos. Esto sucede unas dos semanas antes de la cosecha.

No debemos usar abonos durante estas últimas semanas, porque si no los cogollos tendrán un sabor realmente malo, debido al exceso de nutrientes. Una planta de Marihuana nunca debe terminar su floración con un color verde intenso… síntoma de que está sobre-fertilizada.

Una planta debe terminar su floración con las hojas amarillentas y rojizas, síntoma de que está consumiendo todos los nutrientes almacenados en las hojas.

Es incluso recomendable, hacer un lavado de raíces unas dos semanas antes del corte, para limpiar el sustrato de restos de nutrientes y obligar a la planta a consumir sus propios recursos.

Abono Orgánico vs Mineral ¿Cuál es mejor?

Los abonos orgánicos son más naturales obviamente, por lo que en mi opinión personal, son sin lugar a dudas mejores. Algunos tan naturales como el guano o el humus son los más utilizados por los cultivadores BIO de todo el planeta.

Los abonos minerales son más eficientes, no es que funcionen mejor, sino que lo hacen más rápido. A diferencia de los abonos orgánicos que necesitan un poco más de tiempo para ser útiles para la planta, los minerales actúan prácticamente al instante.

La elección de que tipo de abonos utilizar es muy personal, por lo que debes meditar sobre si prefieres un cultivo BIO o no. La diferencia en resultados no es muy amplia, en cuanto a producción de cogollos por ejemplo. Y el sabor, siempre será mejor si usamos abonos BIO.

¿Cómo abonar la Marihuana?

Existen dos tipos de abonos, los sólidos y los líquidos. Si usamos abonos sólidos, simplemente debemos poner la cantidad indicada por el fabricante sobre el sustrato de cada maceta, remover un poco para que se mezcle con la tierra y regar.

Si optamos por abonos líquidos, debemos mezclaros con el agua de riego en el recipiente que usemos habitualmente, remover y esperar al menos un par de minutos antes de ajustar el nivel de ph del agua. Una vez tenemos el nivel de ph apropiado, podemos regar.

Los abonos líquidos son generalmente más concentrados que los sólidos, por eso, a nivel personal, recomiendo utilizar siempre una dosis inferior a la recomendada por el fabricante.

Cuando abonar en cultivos con coco / lana de roca

En cultivos con sustratos inertes como la fibra de coco o la lana de roca, el abono se utiliza casi en todos los riegos. Esto es debido a que ese sustrato no contiene ningún tipo de nutriente (como la tierra).

Incluso en los cultivos en los que se utiliza sustratos, los hidroponicos (funcionando con agua), el abonado es prácticamente constante aunque en niveles más pequeños para evitar saturaciones.

Conclusión

Los fabricantes de abono te indicarán que los utilices durante todas las semanas de vida de la planta, algo normal pues lo que ellos quieren es que consumas sus productos constantemente. Pero en realidad, no es necesario abonar tanto.

La tierra para cultivar Cannabis, que podemos encontrar en cualquier GrowShop, o incluso algunas de marcas comerciales de alta calidad, tienen todos los nutrientes que nuestras delicadas plantas necesitan.

Solo es necesario, en algunos casos, utilizar un poco de abono si el tamaño de la maceta es algo pequeño o si entramos en el ciclo de floración. Usar más abonos de lo necesario, perjudicará seriamente nuestras plantas.