Todos o muchos sabemos que su nombre le fue otorgado en honor al difunto activista cannabico Jack Herer, pero lo que quizás no sepas es si esta cepa híbrida merece ocupar un hueco en tu jardín.

Aunque puede sonar un poco chulesco, en mi opinión no se puede decir que sepas de Marihuana si nunca has fumado una buena Jack Herer. No es que se trate de una genética buena, es que se trata de una genética excepcional.

¿De donde viene la Jack Herer?

Se habla de la Jack Herer cómo un híbrido, una genética de floración corta cuyos genes no se han desvelado. Aunque siempre se ha rumoreado que se trata de algún tipo de cruce que contiene Northern Lights y Skunk.

Es el banco de semillas Sensi Seeds quien comercializa esta cepa de forma original, aunque obviamente son muchos los bancos que no han tardado en ofrecerla también. Ante la duda, siempre conviene usar semillas originales para evitar perder nuestro tiempo con “algo parecido, que no es”.

Cómo curiosidad, es una de las pocas cepas que se venden en farmacias de los Paises Bajos cómo Cannabis medicinal.

¿Cómo es el sabor de una Jack Herer?

Tienen que gustarte las cepas Haze para saber apreciar el sabor de esta expectacular genética. La Jack Herer tiene en efecto un intenso sabor y olor haze que es inconfundible. Es de esas cepas que puedes adivinar su nombre solamente oliendo su humo.

Intenso, especiado y muy haze, con toques a café. El sabor persiste en la boca durante mucho tiempo, al igual que el olor en el aire. La alarma olfativa de todos los amantes de la marihuana se encenderá al detectar este inconfundible aroma.

¿Cómo es el efecto de una Jack Herer?

Aunque se trata de un híbrido, su efecto es sin lugar a dudas sativo. Mental, cerebral, activador, risueño, animado, social y abierto. No te fumes una Jack Herer si quieres irte a dormir porque no pegarás ojo.

Al dar las primeras caladas ya notas cómo enseguida pasa algo en tu cabeza, pero es a partir de los quince o veinte minutos cuando notarás toda su potencia. Es una genética potente, no la subestimes.

Sobre el cultivo de la Jack Herer

Se trata de una cepa híbrida de unas 9 / 10 semanas de floración. La Jack Herer es una planta de porte alto, ramificada y robusta. Ofrece una buena porra central y numerosos cogollos satélites en sus ramas.

Es una gran productora, con cogollos densos y muy resinados. Es también muy olorosa durante su cultivo, algo que seguramente proviene de sus genes skunk. En cultivos de interior no es necesario darle un gran crecimiento, ya que durante el ciclo de floración prácticamente triplica su altura.

Es una planta bastante resistente por lo que apenas nos dará problemas durante su cultivo. Sin embargo, si que debemos vigilar su alimentación para obtener la máxima producción.

¿Te hemos ayudado con la información?
(Votos: 0 Promedio: 0)