Dado que las plantas de Cannabis contienen más de cuatrocientos compuestos químicos, no es de extrañar que conforme se avanza en el estudio de estos, salgan a la luz nuevos y prometedores cannabinoides cómo el tetrahidrocannabiphorol (THCP) o el cannabidiphorol (CBDP).

En este caso han sido dos investigadores Italianos, que aplicando cannabinoides en ratones, han descubierto el increible potencial de uno de estos nuevos compuestos descubiertos, más concretamente, el THCP.

Tetrahidrocannabiphorol, más potente que el THC

Poco se sabe de las propiedades de este nuevo cannabinoide conocido como THCP, ya que está aun en fase de estudio, pero hasta el momento se han descubierto dos características muy prometedores para su utilización en la medicina.

En primer lugar parece ser mucho más potente que el conocido THC, hasta treinta veces más potente según han declarado los investigadores. Sin embargo, no se sabe si también posee un efecto psicoactivo cómo el THC.

Además, tiene una capacidad de unión mayor con el receptor CB1 y una mayor actividad cannabimimética que el propio THC. Dicho de otra forma, es mucho más activo en el organismo.

Cannabidiphorol ¿Sustituto del CBD?

Todos conocemos los usos medicinales que está teniendo el CBD debido a su escaso poder psicoactivo. ¿Es el CBDP el nuevo cannabinoide medicinal por excelencia? Aun es pronto para afirmarlo ya que su descubrimiento es demasiado reciente.

Investigadores Italianos han dado con el prácticamente de casualidad, cuando descubrieron el THCP. Por el momento se sabe que tienen muy poca actividad con los receptores CB1 y CB2, por lo que la actividad cannabimimética es muy escasa.

Un mundo de Cannabinoides aun por explorar

Podríamos pensar que gracias a la avanzada tecnología de la que disponemos, conocemos ya todos los secretos de la sagrada planta del Cannabis. Pero nada más lejos de la realidad…

Lo cierto es que aun no conocemos ni una pequeña parte de todas sus propiedad, psicoactivas o medicinales. Aun queda mucho por estudiar y descubrir, no es de extrañar que en poco tiempo tengamos noticias de nuevos cannabinoides descubiertos o de como afectan al organismo.

Mientras tanto, debemos ceñirnos a lo que si sabemos y evitar caer en la tentación de creernos todos los bulos que circulan por la red.

Fuente: Vice