Seguro que estás pensando en como mejorar tu cultivo de Cannabis, y has llegado hasta aquí en busca de cuál puede ser la mejor iluminación para tus plantas de Marihuana. Estás de suerte porque si nos dedicas tan solo un minuto, aprenderás cuál es tu mejor opción.

Obviamente no hay nada similar a la luz del sol, natural, potente, con un espectro de color completo y además, gratis. Pero en cultivos de interior no podemos usar siempre el Sol, así que vamos a repasar cuales son las luces más potentes y eficientes para nuestras plantas de Marihuana.

¿Cómo se mide la cantidad y calidad de la luz?

En la actualidad la luz se mide por lúmenes. Un Lumen es una medida con la que se mide la cantidad de luz que el ojo humano puede apreciar. Lux es la cantidad de lúmenes que llega a la superficie. 1 Lux equivale a 1 lumen/m2. Si una bombilla emite mil lúmenes, a la superficie pueden llegar mucho menos (en base a la distancia del emisor por ejemplo).

Pero las plantas no usan lúmenes para hacer la fotosíntesis, sino fotones. Un fotón es una partícula de energía luminosa, que la planta absorbe para realidad la fotosíntesis.

Luz Par es la luz que las plantas pueden usar para hacer la fotosíntesis. PPF es el flujo de fotones fotosintéticos. El PPF mide la cantidad de luz PAR que produce una lámpara por segundo.

La PPFD mide la cantidad de luz PAR que llega a las plantas, la cantidad de fotones fotosintéticamente activos que caen en una determinada superficie cada segundo.

DLI es la cantidad e luz total diaria que recibe una planta (la cantidad de fotones recibidos durante el ciclo lumínico.

Un mol equivale a seis trillones de fotones. Un micromol (μmol) es una millonésima parte de un mol.

Así pues, a nieves generales la luz destinada al cultivo de plantas se mide en micromoles y la cantidad que llega a las plantas es PPFD. EL DLI es la cantidad total de micromoles recibidos en un ciclo de luz.

¿Cuál es el nivel óptimo de luz para el cultivo de Marihuana?

Para que te hagas una idea, un día muy iluminado y caluroso de verano, a eso de las 15:00h que es cuando más pega el sol, podemos hablar de unos 2000 μmol/m2/s (micromol / metro cuadrado / por sengundo). Pues bien, según los últimos estudios disponibles, las variedades sativas de cannabis se saturan a unos 1500 μmol/m2/s, mientras que las variedades índicas se saturan a unos 1200 μmol/m2/s.

Esto significa, que llega un punto en el que si la planta recibe más luz de la que necesita, se satura. Se estresa y comienzan a aparecer problemas en el cultivo. Por eso, debemos tener muy claro que eso de “cuanta más luz, mejor”, no es cierto ni de lejos.

Lo ideal es llegar a niveles altos de fotones que las plantas puedan asimilar, sin provocar una saturación lumínica. Para ello, debemos fijarnos principalmente en el PPFD.

Alto Vapor de Sodio HPS

Generalmente se utilizan lámparas HPS de 150w / 250w / 400w / 600w / 1000w en cultivos de interior, para el ciclo de floración. Debido a la gran cantidad de rojos que emite este tipo de lámpara, la convierte en idea para el desarrollo de las flores y cogollos.

Emiten una gran cantidad de calor que puede ser perjudicial en climas cálidos o estaciones como el verano.

Halogenuros Metálicos HM

Al igual que las lámparas HPS, podemos encontrar formatos en 150w / 250w / 400w / 600w y 1000w en cultivos de interior. Es una luz muy blanca que emite una gran cantidad de y azules, que la convierten en ideal para periodos vegetativos (ciclo de crecimiento).

También emiten una gran cantidad de calor, por lo que debemos tener una buena refrigeración para evitar excesos de temperatura.

Bajo Consumo CFL

Disponible en tonos fríos o cálidos para ciclos de crecimiento o floración. Es un tipo de iluminación poco utilizada debido al bajo rendimiento que ofrece. Generalmente utilizada en armarios para el mantenimiento de plantas madre.

LEC

Una creación reciente que consiste en un halogenuro metálico cerámico, que aporta una mayor cantidad de luz que el HM o HPS tradicional, a un menor consumo. Emite una gran cantidad de calor también.

Se ha convertido en una gran alternativa a los cultivadores que mantiene de forma clásica una lámpara HPS o HM.

LED

Posiblemente sea la opción más cara, económicamente hablando, a la hora de adquirir el equipo de iluminación. Pero es sin lugar a dudas, la mejor opción que podemos tener para nuestro cultivo de interior.

Posee una impresionan gama de opciones tanto en potencia como en emisión de color, se trata de la opción más efectiva en relación consumo / producción, es la más eficiente con diferencia.

Apenas emite calor, por lo que es idónea para climas calurosos o meses de verano. Y además es la que mayor cantidad PPDF aporta por vatio consumido.

Conclusión

Sin lugar a duras la mejor iluminación para un cultivo de Marihuana es la LED, más aun con la última tecnología Quantum Board. Es la mas eficiente, la que menos calor aporta y también la que mayor espectro de color aporta a nuestras plantas.

Si bien es cierto que los equipos con más caros, también lo es que con un buen uso, la cantidad de horas útiles son mucho mayores que las de cualquier otra opción.

¿Te hemos ayudado con la información?
(Votos: 0 Promedio: 0)