Seguro que has escuchado alguna vez eso de que los rayos ultravioleta pueden hacer que una planta de Cannabis aumente considerablemente su nivel de THC. Algo que en parte es cierto, pero que debemos comprender a la perfección para obtener realmente mejores resultados sin perjudicar a la planta.

Existen varios tipos de iluminación ultravioleta, definidos en base a su longitud de onda. No todos son beneficiosos aunque todos cumplen una función importante. Veamos en detalle todo lo que debes saber sobre los rayos UV en cultivos de Marihuana.

Tipos de rayos ultravioleta

A pesar de los que muchos puedan creer, la luz ultravioleta no es visible por el ojo humano. Por lo que sencillamente, no podemos verla. Algunas lámparas de luz UV emiten algunas tonalidades violetas por efecto adyacente al espectro de luz, pero los rayos UV no son apreciables realmente.

En base a su longitud de onda (nanometros/nm), los rayos ultravioleta se dividen en tres clases principales: UVA – UVB y UVC. Y cada uno de ellos tiene un efecto diferente sobre las plantas de cannabis.

La mayoría de la radiación ultravioleta que recibimos proviene directamente del Sol, a excepción de los rayos UVC que son totalmente absorbidos por la atmósfera.

Rayos UVA

Los rayos ultravioleta A son los que corren en el rango de entre los 315nm a los 400nm, poseen una energía por fotón de 3.10 a 3.94 y son los responsables de que los humanos nos bronceemos. Es la más abundante por ser la menos absorbida por la atmósfera.

Rayos UVB

Los rayos ultravioleta B son los que si sitúan entre los 280nm y los 315n, poseen una energía por fotón de 3.94 a 4.43 y son parcialmente absorbidos por la atmósfera. Por lo que llegan en menor cantidad que los UVA. Al tener más energía son también más dañinos para los humanos y plantas, en niveles elevados pueden provocar quemaduras e incluso cáncer.

Rayos UVC

Los rayos ultravioleta C son los que corren en el rango de entre los 100nm a los 280nm, con una energía por fotón de 4.43 a 12.40 y son totalmente absorbidos por la atmósfera. Sin lugar a duda son los más nocivos para la salud humana incluso en exposiciones mínimas, tampoco son buenos para las plantas.

¿Son beneficios los rayos UV para la Marihuana?

Si nos paramos a pensar por un momento en el ciclo natural de las plantas de Cannabis, cuando son cultivadas en exterior siempre reciben cantidades elevadas de rayos UV, dado que generalmente se cultivan en los meses más cálidos del año, cuando recibimos una mayor radiación UV por parte del Sol.

De forma que la Marihuana recibe de forma natural una alta dosis de rayos UVA y UVB, teniendo cada uno de ellos un efecto diferente en el metabolismo de la planta. Aunque aun queda mucho por estudiar en este campo, ya hay teorías demostrables de sus beneficios.

Beneficios de los rayos UVB en plantas de Cannabis

En cultivos de interior las plantas no reciben radiación ultravioleta y si lo hacen, es en cantidades muy pequeñas ya que la mayoría de lámparas de cultivo o no emiten este tipo de radiación o están fabricadas con filtros que los eliminan casi por completo.

Añadiendo radiación ultravioleta B de forma manual en cultivos de cannabis de interior, se ha observado un mayor incremento de producción de tricomas. Algo que en realidad tiene bastante lógica ya que la Marihuana crea tricomas precisamente para protegerse de su entorno, incluyendo la radiación ultravioleta.

Así pues, en dosis elevadas de radiación UVB durante todo el ciclo de floración, las plantas producen más resina que sin este tipo de iluminación extra. Lo que hace que los niveles de cualquier Cannabinoide se vean incrementados también, incluyendo el THC.

Hay quien afirma que solo se incrementa el THC, algo totalmente erróneo. Simplemente solo se ha estudiado este cannabinoide en los experimentos realizados, pero a mayor producción de tricomas, mayor producción también de todos los cannabinoides presentes de forma natural en las plantas de maria.

¿Se utiliza la radiación UVC en cultivos de Marihuana?

La radiación ultravioleta C es muy nociva para cualquier tipo de vida, por eso solo se emplea para esterilizar material sanitario o incluso el agua. Es tan nociva que debemos evitar por completo su aplicación sobre nuestra piel u ojos, ya que podría generar graves problemas de salud aunque la exposición sea muy corta, también ceguera.

Sin embargo, esto también es algo que corre a favor de todos los cultivadores de Marihuana. Ya que los rayos UVC son excelente para eliminar bacterias y hongos, lo que es ideal para eliminar el oídio o la botrytis por ejemplo.

Una pequeña aplicación cada pocos días sobre nuestras plantas de Marihuana, puede ayudarnos a evitar complicaciones con hongos y bacterias. Ya que los rayos UVC deterioran por completo su ADN, evitando así que se desarrollen o reproduzcan.

Los rayos UVC son una opción mucho más segura que los productos químicos, ya que no deja residuos.

Sin embargo, una exposición elevada de UVC puede ser también muy dañina para las plantas de Cannabis, por lo que en base a la potencia de la lámpara UVC, debemos limitar su uso al mínimo posible.

Una bombilla UVC de 100w producirá aproximadamente 14,000 microvatios de energía en un centímetro cuadrado, en un segundo.

1 cm21,000 µW / cm²
2 cm14,000 µW / cm²
3 cm10,000 µW / cm²
4 cm8,000 µW / cm²
5 cm6,700 µW / cm²

 

Si utilizamos la luz UVC para luchar contra oídio, las pruebas han demostrado que el oídio se elimina cuando se administra una dosis de 1720 µW de UVC por cm cuadrado.

Por ejemplo, si uso una lámpara UVC de 100w y la coloco a dos centímetros de distancia del oídio, necesitaría encender la lámpara UVC durante solo una décima parte de segundo para dañar su ADN y evitar que se reproduzca.

¿Y qué sucede con los UVA?

En realidad no mucho, en su medida correcta son beneficiosos para el desarrollo de las plantas pero no se han elaborado grandes estudios en base a sus beneficios o usos frente a plagas u otros patógenos.

Dentro de la iluminación de interior LED, son cada vez más los fabricantes que añaden pequeños diodos de radiación UVB para potenciar la formación de tricomas. Pero ninguno se ha preocupado por los rayos UVA, lo que nos da una pista de que o bien se conoce poco sobre su aplicación en plantas, o realmente no ofrecen grandes beneficios apreciables.

Precauciones a tener en cuenta

La luz ultravioleta es nociva para la salud humana, los UVA son tolerables en pequeñas dosis, al igual que los UVB en dosis más pequeñas todavía. Pero los UVC son realmente nocivos, por lo que debemos evitar todo contacto con ellos.

Una bombilla de UVC puede ayudarnos a mantener nuestro indoor libre de hongos y bacterias, siempre que la encendamos durante cortos periodos de tiempo para evitar que dañe a la planta y nunca en nuestra presencia.

Bombillas de UVB pueden ayudarnos a incrementar la producción de resina, pero debemos tomar precauciones para que no nos afecten de forma negativa (proteger nuestra piel y ojos).

¿Te hemos ayudado con la información?
(Votos: 0 Promedio: 0)